lunes, 22 de enero de 2018

Nueva tendencia para estar en forma: hacer ejercicios en otro mundo

Incluso para aquellos que no sienten particular interés o atracción por la actividad física, como los millones de gamers que en el mundo que prefieren pasar horas sedentarias frente a un videojuego antes que estirar los músculos. Lo que ofrece el nuevo prototipo de la firma Black Box VR para ellos, y cualquier persona aficionada al ejercicio, es la oportunidad de hacer un trabajo completo de gimnasia transportada a otro mundo. Una rutina de 30 minutos magnificada gracias a que se vive a través de realidad virtual (VR, en inglés). Esta es una de las novedades más atractivas que ofrece este año el Consumer Electronics Show (CES) sobre la realidad virtual y el mundo del fitness y entrenamiento personal, tendencia que pisa con fuerza en 2018. La experiencia se vive a través de una avanzada máquina de resistencia y el casco de realidad virtual HTC Vive en un espacio que ocupa la medida de un cuarto de baño de tamaño familiar. En ella las personas entran en una arena virtual donde compiten contra un avatar o, eventualmente, frente a otros participantes. Precaución Pese a lo atractivo de la oferta, ya hay voces que han expresado su preocupación por la seguridad de las personas, un factor que advierten se debe tener en consideración para que la idea tenga éxito. “Los seres humanos encuentran muy difícil, por lo general, mantener el hábito de hacer ejercicios y ha habido muchos intentos para que la actividad física sea más atractiva para las personas”, explicó J P Gownder de la consultora Forrester. “La realidad virtual tiene sentido desde la perspectiva que puede hacer del gimnasio un sitio menos aburrido”. “Pero el costo del equipo hará que sea una alternativa muy cara para empezar y no estoy al tanto que Vive haya hecho hincapié en este tipo de uso”, agregó Gownder. “Tendrán que probar que han tomado en cuenta el impacto que puede tener en el cuerpo usar el casco durante una sesión de ejercicios intensa”. ¿Pérdida de peso? Job Stauffer, quien trabajo como programador de videojuegos y ahora trabaja con el Instituto VR Health, que colabora con Black Box VR en la promoción del nuevo dispositivo, aseguró que se ha beneficiado personalmente del entrenamiento con realidad virtual. Según le dijo a la BBC, Stauffer llegó a perder más de 30 kilogramos jugando, además de haber mejorado considerablemente su dieta. “Es probable que a fines de 2016 me encontraba en el momento menos saludable de mi vida, pensando más de 135 kilogramos”, admitió. “Cuando comencé a jugar con el HTC Vive y Oculus y noté que estaba sudando haciendo el mejor trabajo físico que jamás había tenido”. Stauffer comentó que comenzó con el juego Sound Boxing, que describió como una “Guitar Hero para los brazos”, y luego probó suerte con el juego Space Pirate Trainer, al que comparó con el uso de una máquina elíptica por la cantidad de calorías que quemaba en cada sesión. La idea es desarrollar una categorización según el nivel de actividad de los juegos. “Mucha gente en el negocio de los videojuegos trabaja una cantidad increíble de horas y frecuentemente no tienen el tiempo suficiente que necesitan parta cuidarse”, advirtió Stauffer. “Al mismo tiempo, jugar es una experiencia sedentaria, pero el VR cambia esa percepción al activar todo tu cuerpo”. Extraño El mercado de la realidad virtual para el trabajo físico todavía sigue siendo pequeño, pero se trata de uno en el que su crecimiento es constante. Falta ver que se posicione como una alternativa viable en el futuro para aquellas personas que busquen una alternativa distinta para estar en forma. “El concepto de ponerse en forma mientras se juega es tan antiguo como el deporte mismo”, apuntó Zoe Kleinman, enviada de la BBC al CES y quien probó la máquina de Black Box. “No hubo una latencia que se notara entre mis movimientos y la acción que veía con el VR, y los gráficos, si bien algo extraños, eran envolventes”, afirmó. “Claramente fue mejor que los programa de noticias sin sonido que ponen en los gimnasios. Pero no puedo decir que sea algo que me vaya a atraer a largo plazo, aunque debo reconocer que tampoco lo hace ir al gimnasio”.

domingo, 7 de enero de 2018

Señales de que estás perdiendo músculo en vez de grasa

A veces es tal nuestro deseo de lucir delgadas, que olvidamos o ignoramos, que no siempre que la báscula se mueva significa que es bueno. Esto quiere decir, que muchas veces ese “peso de menos”, no es grasa sino la pérdida de músculo.

Perder más de dos kilos a la semana, en una dieta, es evidencia de que no es solo grasa lo que nuestro cuerpo está desechando sino musculo”, afirma Albert Matheny, fundador de Soho Strength.

SEÑALES DE ADVERTENCIA…

Si bien, la disminución de peso varia de persona a persona (por su edad, estilo de vida, etc…), existen signos que pueden indicar que hay una disminución en tu masa muscular. ¡Descúbrelos!

1. TU RESPUESTA A LOS PROBLEMAS ES MÁS LENTA

Pensar requiere de mucha energía; el cerebro gasta el20% de las calorías que consumes al día, esto de acuerdo con el libro Neuroquímica Básica: Aspectos Moleculares, Celulares y Médicos.

2. TU CUERPO PIERDE EL EQUILIBRIO

No es capaz de mantener los niveles de azúcar, la presión arterial se altera, y después de una rutina tardas más tiempo en reponer fuerzas.

3. TUS MOVIMIENTOS SE HACEN LENTOS

Tienes dificultad para caminar, además del cansancio, tu coordinación disminuye significativamente.

La pérdida de músculo se puede ver agudizar si se tiene una vida sedentaria (permaneces mucho tiempo sentada), además, si tienes alguna enfermedad crónico degenerativa.

Antes de hacer dieta, recuerda acudir a tu médico, ya que él es el único que mejor te puede orientar sobre el tema de perder peos. ¡Inténtalo!

martes, 12 de diciembre de 2017

Yesica Videa, la amazona Paceña


Cuando Yesica Videa entró por primera vez a un gimnasio solo quería adelgazar; ahora entrena dos horas diarias, a pesar de los prejuicios que mucha gente tiene respecto al fitness —que es similar, pero no igual al fisicoculturismo— . Había llegado de Santa Cruz y su ropa no le cerraba, probó haciendo yoga, pero no se sentía bien, así que decidió intentar con otro tipo de ejercicios. Con solo cuatro meses entrenando, advirtió que le gustaba mucho y su entrenador, Beymar Miranda, la convenció de competir.

En diciembre de 2016, Yesica entró temblando de nervios a su primer desafío, vestida con un bikini, que mostraba todo el avance que había tenido su cuerpo después de meses de preparación física, dieta exhaustiva y entrenamiento mental. “No entré segura, la preparación fue muy fuerte, más porque era la primera vez, pero decidí que quería competir, así que me prepararé mejor”.

En esa ocasión salió en segundo lugar, lo que le abrió las puertas para participar en los certámenes municipal, departamental y nacional este año. Dos meses antes de cada competición, la bioquímica de 29 años purifica su dieta de grasas y azúcares, y entrena con un plan más intenso que el habitual. Elige con cuidado los suplementos que debe tomar para no descompensarse y también reduce la cantidad de sal.

El bikini de competición está estrictamente normado y Yesica debe pensar en cada detalle de su atuendo y de su rutina; entre otras cosas come siete veces al día y reduce la cantidad de líquido que consume a medida que se acerca el certamen, para marcar sus músculos.

Gracias a su atención en los detalles, consiguió el primer lugar en el Campeonato Municipal de Fisicoculturismo y Fitness 2017 y los segundos lugares en las competiciones departamental y nacional.

A pesar de sus triunfos, ahora se enfrenta al prejuicio de algunos sobre su estilo de vida. “Incluso mis amigas me preguntan si mi espalda no está muy ancha o si es que voy a encontrar algún chico que guste de mí, hay gente que me ha llegado a decir que me puedo convertir en hombre”, comenta entre risas de incredulidad.

Pero Yesica hace oídos sordos y reconoce que lo hace porque la motiva y la hace sentir feliz. “Mi intención es seguir creciendo, pero también estoy consciente de mis límites. Por ejemplo, no me interesa consumir ningún tipo de sustancia solo por tener resultados más rápidos, para mí, si no lo haces con sudor, esfuerzo y amor, esto no tiene sentido”.